¿Tienes una velada especial y no sabes qué preparar de aperitivo? ¿Has recibido invitados a casa de improviso y no sabes qué darles de picar? Pues bien, te voy a dar una serie de recetas fáciles y sencillas para que podáis dejar a vuestros comensales con la boca abierta.

  • Tostadas de jamón ibérico y tomate

Este plato es muy fácil y fresco, ideal para las tardes de verano. Solamente, debes tostar una rebanada de pan y rallar un tomate fresco por encima. Coloca unas lonchas de jamón ibérico Cándido Flores y un chorrito de aceite de oliva.

  • Jamón ibérico con melón o piña

El contraste de lo dulce de la fruta con el sabor único del jamón de bellota es una auténtica maravilla. Para prepararlo, debes cortar tacos de melón y lonchas de jamón ibérico. Con ayuda de un palillo, pincha el jamón y dale una forma original. Finalmente, pincha el melón, que puede ser sustituido por piña.

  • Tostada de jamón ibérico y huevo de codorniz

Un pincho al que ningún comensal podrá resistirse es la tostada de jamón ibérico y huevo de codorniz. Tuesta una rebanada de pan y colócale unas lonchas de jamón ibérico Cándido Flores encima. Con una sartén o plancha, fríe un huevo de codorniz y ponlo encima del jamón.

  • Jamón ibérico y queso curado

El pincho de jamón con queso curado es algo muy típico, pero acompañado de un buen vino, será un acierto seguro. Solamente deberás tostar unas rebanadas de pan y ponerle un taco de queso curado de oveja y unas lonchas de jamón ibérico de bellota.

  • Acompañar un buen jamón ibérico con picos y queso crema

Los picos son un complemento ideal para los ibéricos, y acompañarlos de un queso crema o mouse de queso es una idea estupenda. Marida esta combinación con una cerveza o un buen vino.